Chiapas

10 octubre, 2009 por Chiapas Dejar una respuesta »

Chiapas, el nombre de uno de los estados más ricos de la república, proviene de las palabras zoque Chiapan o Tepechiapan, cuyo significado es Cerro de la Chia o Agua debajo del cerro. A su llegada, los conquistadores fundaron en la región dos ciudades: Chiapa de los indios y Chiapa de los españoles, aunque más tarde prefirieron adoptar para ambas el nombre genérico de Provincia de las Chiapas.
Pero su origen es aún más antiguo: se sabe que los primeros pobladores se asentaron en lo que hoy es el centro del estado chiapaneco entre los años 30 mil y 14 mil antes de Cristo, dedicándose a la recolección y a la caza. Según documentos encontrados, los especialistas consideran que alrededor del siete mil 500 a.C.. era comienza la agricultura y que las pinturas rupestres de la cueva de Santa Martha tienen más de nueve siglos de antigüedad.

El Chiapas actual se caracteriza por su variedad de grupos étnicos con enorme riqueza cultural y fortaleza de espíritu.

Recursos naturales
Desde la costa del pacifico hasta sus agrestes y escarpadas sierras, pasando por imponentes cañones, insondables selvas, volcanes, planicies y sembradíos, la fisiografía de Chiapas refleja una imagen de grandeza y virtuosismo con su multiplicidad de paisajes que lo distinguen del mosaico multicolor de la tierra mexicana.
La abundancia de agua es notoria en esta región debido a la vertiente del poderoso río Grijalva, donde se han construido extraordinarias presas que generan cerca del 13 por ciento de la energía eléctrica nacional y aportan más de la mitad de la hidroenergía generada en el país.
Otros ríos no menos caudalosos del país son el Usumacinta (uno de los más largos, navegables y utilizados como medio de comunicación) y el Suchiate, que sirve de frontera entre México y Guatemala.

El sistema hidrológico incluye también lagunas y cascadas de pródiga belleza. Chiapas es el estado líder en la producción, comercialización y exportación de café, al grado de ser considerado como uno de los granos con mayor reconocimiento mundial; asimismo, la entidad es la primera productora de mango, marañón, palma africana y plátano.
El ganado chiapaneco no tiene rival; en la producción de caña de azúcar y de maíz, lo mismo que en la captura de camarón, de cazón y de tiburón, Chiapas es altamente competitivo.

Turismo y economía
La majestuosidad de sus atractivos turísticos, entre los que destacan notables vestigios del mundo maya (como Palenque), ciudades con un antepasado histórico excepcional (como San Cristóbal de las Casas y Tuxtla Gutiérrez) y regiones de gran tradición indígena (como San Juan Chamula y Las Margaritas), en conjunción con los impresionantes paisajes, lagos y cascadas de la región, son ampliamente reconocidos en el orbe.
En materia económica Chiapas es uno de los estados de la república mexicana que más ha intensificado su crecimiento, apoyándose en una diversidad de actividades productivas gracias a la férrea voluntad empresarial y alta viabilidad para las inversiones que se ejercen en su territorio.
Debido a su ubicación geográfica, Chiapas se ha venido consolidando como un acceso comercial conveniente para los mercados de centro y Sudamérica.

Vida urbana y rural
La población chiapaneca consta de tres millones 584 mil 786 habitantes, con una tasa de crecimiento del dos por ciento anual (idéntica a la media nacional); se distribuye en 111 municipios y 20 mil 102 localidades, de las cuales 99.2 por ciento son áreas rurales.
No obstante, el 45.2 por ciento del total de los habitantes radica en zonas urbanas donde se conservan las admirables tradiciones de la provincia mexicana; como la capital del estado, Tuxtla Gutiérrez, o las ciudades de Tapachula, San Cristóbal de las Casas y Comitán de Domínguez.

Anhelo de paz y superación
Para los empresarios visionarios y propositivos, esta entidad se ha convertido en una tierra de oportunidades cada vez más prósperas. En los últimos tiempos los negocios en la entidad Se han desarrollado mediante esquemas transformadores que incluyen la participación de productores organizados, instituciones financieras y novedosos apoyos gubernamentales.
El deseo de paz de los chiapanecos ha generado una serie de acciones a favor de la prosperidad regional sin precedentes; asimismo, el diálogo franco y el permanente trabajo han ido propiciando soluciones paulatinas a múltiples necesidades que apremian a sus habitantes.
En suma, Chiapas es un estado cuya confianza permite vislumbrar un futuro prometedor y vanguardista.

Publicidad

Deja un comentario